miércoles, 11 de septiembre de 2013

ELISEO RUIZ CORISCO.- ESCULTOR.

ELISEO RUIZ CORISCO 1897-1969
Nació en Casatejada (Cáceres), fue uno de los grandes maestros de la técnica del buril. La técnica de grabado a Buril, o talla dulce, recibe su nombre de la principal herramienta que se utiliza para tallar la plancha: el buril. Con él se talla la plancha o matriz dejando unos surcos o tallas de diferentes profundidad y forma, con la que se crea la composición del grabado. Pero para este artista no existían dificultades para modelar cualquier materia que utilizaba, le daba igual que fuese arcilla, escayola, bronce, aluminio o madera.
Nació a las dos de la madrugada del día 14 de Junio de 189ª, en la vivienda del Barrio de la Rubala detrás de la carnicería de los Sres. León y en el Registro Civil, su padre D. Lorenzo le impone los nombres de Anastasio –Félix, según consta en el romo 24, folio 24, núm. 24 de la Sección de Nacimiento de este Registro. El referido nombre de Eliseo  fue impuesto canónicamente, por el capricho de entonces de los padrinos de aquella época que prevalecía al de los padres, dándose la circunstancia de que este nuevo nombre era desconocido pues el neófito que no se enteraba hasta que entraba en Quinta.
Desde muy joven tenía vocación artística, modelando en su domicilio con el barro que cogía a los albañiles. Curso sus estudios primarios en la escuela de Casatejada y al concluirlos trabajó en el comercio de su tío, Florentino Corisco Gómez.
                       

Ante su interés por el modelado, su padre le envió a Madrid con su hermano Aurelio, donde ingreso en la escuela de Bellas Artes de san Fernando, A través del Diputado Provincial D. Constantino Barco Marian, por los años 1915/ 1920, a la sazón Veterinario Titular del pueblo de Almaraz y administrador General del Sr, Marques de la Romana, una beca para cursar estudios en Bellas Artes, y agradecido al Sr Barco, le obsequio más tarde con su visto que depositado en el museo de las casas de las Veletas, en Cáceres.
Cuando termino su carrera, estuvo pensionado en Grecia, Roma y Paris. Tiempo después vino a Madrid, y durante su estancia en la capital de España, frecuento mucho el taller del imaginero y orfebre  Feliz Granda Buylla y trabajo con dos escultores importantes José Capuz Manzano y Mariano Benlliure escultor valenciano, de quien se inspiro para obras taurinas. Sé gano también la amistad de los artistas andaluces Romero de Torres y Juan Cristóbal.
 Con la técnica recibida presenta sus obras en bronce en la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929, obteniendo Medalla de Oro. El busto de bronce premiado corresponde a D. Gregorio Ramos Zabala, abuelo materno del Excmo. Sr. Luis González Ramos, en Madrid, en cuyo poder se encuentra en recuerdo familiar. El original  del Título con un busto del mismo escultor, se encuentra depositado en la Real Academia de la Letras de Extremadura.
Hacia el año 1929, Eliseo regreso a Casatejada, donde estableció  su taller ayudado por su tío Florentino, expuso varias obras en Cáceres y Plasencia, Madrid. Va conociendo posteriormente a compañeros y personalidades del mundo artístico entre los que se encuentra Pérez Comendador.
El día 30 de Septiembre de 1930, la sociedad el “Proyecto Mercantil”  de la ciudad de Plasencia, tuvo la noble empresa de dedicar un monumento en esta localidad Gabriel y Galán, con la colaboración y aportación de los pueblos de la comarca. El proyecto era poner un monumento a Gabriel Y Galán, días después se firma el contrato por el presidente por el presidente del Proyecto Mercantil, y el escultor  Eliseo Ruiz Corisco, firmando como testigos D. José García Morgado y D. Francisco Mirón. Sabemos por unas de las clausulas, el busto en tamaño medio, sería entregado el 22 de Diciembre de 1930, pero es probable que fuese conocido antes, es decir cuando fuese traído en escayola para estudio y aprobación, justamente con la maqueta del monumento en su conjunto en general.    
  
En el despiece del mismo o el de toda la obra, colabora  el gran artista placentino Francisco Mirón, que con gran desinterés se entrego en la ejecución del proyecto, comenzando a tallar el corte y labra del granito  comenzando el montaje.
El 7 de Febrero de 1931, en el periódico “El Faro”, decía del artista.” El artista Eliseo Ruiz, se ha sublimado, pues no se concibe que contando solamente con la fotografía y no existir por desgracia el original que hubiera haya hecho este tal milagro de ejecución”. El acto de desembalar el busto tuvo en parte la emoción  en los presentes, ello se explica por el noble deseo que todos sentían de contagiar la obra y el talento del artista.

Grata y muy emotiva fue la impresión al contemplarla. La tonalidad del bronce, la faz serena del poeta magno; los recuerdos de la obra portentosa que el crease para honor y gloria de las hispanas letras; el sentimiento de la gratitud tan hondamente arraigado, en los buenos placentinos para su cantor excelso, ello fue el motivo para enmudecer a los que la admiraban.
San José.
El busto del poeta, estuvo expuesto en el salón principal del “Proyecto Mercantil”, cuyas dependencias fueron invadidas por la numerosa concurrencia; la prensa local y corresponsales de Madrid con su colaborador grafico  D. José Diez, el iniciador del proyecto D. Ricardo Acosta Camisón, representantes del Foro, de la Banca, Comercio e Industria, y como no el escultor D. Eliseo Ruiz Corisco, el genial escultor que tan alto puso el nombre de Extremadura en la Exposición Hispano Americana de Sevilla otorgándosele Medalla de Oro en méritos  a los trabajos presentados al grandioso certamen; el artista en suma, que después de haber contribuido o acrecentar los valores de nuestra región, la Diputación de Cáceres echó al canasto de los papeles la solicitud de una beca que le hubiere permitido ampliar sus conocimientos en el extranjero.
En  su inauguración, fue colocado junto al bar el Nido en el parque actual de la Coronación, , bajo la sombra de un olmo centenario, lamentablemente desaparecido, para después llevarlo a su ubicación actual, junto a los Arcos de San Antón.
El Tmborilero.

Poco se sabe de su vida; Eliseo fue un hombre pícnico, de estatura baja, complexión débil, de frente despejada y poca barba, semicalvo y nariz aguileña (de origen ovíparo, como el mismo se caricaturizaba). Tenía múltiples rarezas que, si a los ojos del que le conocieron, no eran muy agradable, él decía que era la impronta y el recuerdo que legaba a sus convecinos que transmitirían a generaciones sucesivas, Gustaba de vestir en verano con un abrigo marrón, muy usado que abrochaba con largas puntas a forma de alfileres que hacían de botones, con polainas de tela de soldado que simulaban pantalones, zapato o zapatilla, muy deterioradas).Paseaba por la calle, con su garrotina pequeña y su delgada silueta, con una revista artística bajo el brazo. Por el contrario, es de admirar en este hombre como cambiaba su atuendo personal cotidiano, cuando venía a Plasencia, al Circulo Placentino donde se relacionaba con toda la elite placentina, con el Alcalde Andrés López, Maximiliano Gómez etc.…como un caballero, saludando a sus amistades  o    viajaba a Madrid, donde no era raro verle por la calle Velarde, próximo al domicilio de su hermano Aurelio.


1940 En Plasencia vivió por temporadas, tenía su casa en la calle de Eulogio González, a la vez su taller, propiedad de D. Adolfo Rey, en esta modelo y trabajo el busto de Gabriel y Galán uno para Plasencia y el otro para Granadilla, el del Marqués de la Constancia,  las obras que hizo al profesor García Matos, y el busto a D. Honorio que no llegó a terminar, según nos manifiesta su hijo Miguel Argel Urbano y como otras obras que desconocemos. Y el San José del Colegio de las Josefinas Trinitarias, que según Sor Inmaculada, que se encontraba interna en este colegio en el año 1943, ya se encontraba en el patio del mismo,  por lo que suponemos que la hizo antes.

                                          

Por el año 1962, fue nombrado Director de la casa de la Cultura  de Plasencia, así lo menciona la revista Cultural de Casatejada del año 1993, pero no hemos encontrado datos en archivos municipales y registros de esta asociación en esta localidad. Lo que si fue, y posiblemente sea lo cierto, es que fue director de la Academia de Pintura y Escultura que hubo en la calle Cervantes, hoy Pedro Isidro, donde había una sala de exposiciones permanentes de artistas placentinos, tales como Morales, Calderón, Landija ,Chiclana…y que tenemos constancia en datos recogidos por Teodoro Vallinoto, y a su vez lo demuestra la solicitud  fechada el 26 de Octubre de 1961, y con registro de entrada 8.070 donde Eliseo se dirige al Alcalde de Plasencia, donde especifica ,”que deseando establecer en la Ciudad una Academia de Arte, en la calle  Cervantes nº 2”. El permiso de licencia de apertura lo recibe, con fecha del 3 de Febrero de 1962, numero de oficio 584.


En 1962, vivía en Plasencia, y fue  entrevistado por el periódico “El Regional”, por el periodista V. Corbo, acompañado  del Presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio de la Constancia D. Inocencio Serrano con respecto  al monumento del Marqués de la Constancia. Iban a conocer a un hombre sencillo, inteligentísimo y a un gran escultor. Poco después cambio su taller, por otro local de Dñª María Piélago, situado e por encima de la antigua bodega de Don Juanito Montero, hoy Biblioteca Municipal y en sus últimos años de su estancia en Plasencia, vivió en la calle de Trujillo, justo en la casa que hay debajo del antiguo Hospital, hoy Conservatorio de Música.
Crescencio Gil Pizarro
             Al llegar al taller ubicado en la calle de Eulogio González, después de un fuerte apretón de manos y de admirar el hermoso y magnifico grupo escultórico le rogaron les informara y orientase sobre la construcción de la obra del Marqués de la Constancia, les complació diciéndoles, que para hacer una escultura, sabido es que en su ejecución plástica, son tres las facetas que en lo que en ello intervienen; el barro el primero, después la escayola, y por último la materia definitiva, bronce, madera o piedra. Los factores primordiales que integran el trabajo que acababa de plasmar eran: humanidad infinita, desinteresada protección y un inconmensurable cariño paternal a la infancia desvalida. Estas fueron las cualidades morales del Sr. del Marqués de la Constancia.
También hablo de sus esculturas, diciendo que todas se han de ejecutar de diferentes formas, cada una tiene que ser concebida o plasmada de distinta manera, teniendo en cuenta el sitio donde haya de ser colocada. Decía que no  se puede, ni se debe plasmar una obra artística sea cual fuere, pintura, escultura, arquitectura etc., sin que irremisiblemente no tenga que estar rodeada de una particular atmosfera, como en la que nos ocupa, que ha de verse a una prudencial distancia, dado su marco panorámico preciosos y bello.
Niceforo Luengo
Al preguntarle, ¿Que estilo  o escuela ha tenido que adaptar para hacer esta hermosa obra?, contestó de una forma sosegada, amable que debía conocer a la perfección , todas las escuelas, estilos de las Bellas Artes y es natural que la escultura sea la que más conozca y domine la perfección. Cuando se ponía a concebir un trabajo no se acordaba jamás de estilos ni escuelas, sino que las ejecutaba  por el procedimiento técnico que le iba saliendo, a su manera y sensibilidad personal, fusionando los elementos  que integran el motivo. En síntesis: si el procedimiento técnico que Eliseo usaba, podía calificarse como él decía: Escuela Corisquera.
 Se despidió diciendo, que estos breves conceptos que les acababa de exponer, llegara a cubrir el vacio de orientación que padece esta muy querida región.
El dos de Abril de 1963, fue entregado a unos famosos talleres de Madrid, el Monumento, para su fundición en bronce, cuya labor invertiría tres meses. E inaugurado en octubre de 1963.

                      

Entre sus principales creaciones debemos destacar los retratos de tipo costumbristas como la Montehermoseña y el Tamborilero, colección particular del profesor García Matos; Medallón con el rostro de Ramón y Cajal (colección particular de D. Valeriano  Gutiérrez Macías); así como el Monumento a Gabriel y Galán, en Plasencia o el Monumento de Gabriel y Galán en Granadilla, Monumento al Marqués de la Constancia  en Plasencia. San José, ubicado en el patio del Colegio de las Josefinas Trinitarias de Plasencia sirviéndole de modelo una imagen de San José que le facilito su amigo Elías Gómez Andrés. El Nazareno en paradero desconocido, fue una de sus primeras imágenes dentro del grupo de imágenes religiosas, si tenemos su fotografía conseguida gracias a la colaboración de la familia Calderón Polo, dedicada a su hermano Manuel. El busto del Placentino Crescencio Gil Pizarro, propiedad particular este en madera es del año 1952, costo 7000 ptas., habiéndose pactado en 5000, pero era  tal la penuria económica en que vivía, que  lo subió a cambio de dos caricaturas que hizo de sus hermanos. Este busto lo conserva su hija Asunción Gil Gil, sus padres Arsenia y Crescencio le facilitaron una cama en su propia casa sita en  la Plaza Mayor de Plasencia. Otro busto es de  de Nicéforo Luengo, en escayola, propiedad de Mari Luengo. En ambos se ve grabada la firma del autor.

Otro busto anónimo se encuentra en poder de una familia de Navalmoral, otro personaje desconocido en escayola se encuentra en Talavera de la Reina.
Muchas se encuentran repartidas en Badajoz, Cáceres, Tarragona, Plasencia y Trujillo.
También es importante mencionar, su faceta en el campo del dibujo caricaturesco, casi toda su obra se encuentra en colecciones particulares. Un dibujo de esta variedad se encuentra en Plasencia, pertenece a la familia de de los Hermanos Gil Pizarro.
El carácter introvertido de Ruiz Corisco y su aislamiento en Casatejada y Plasencia, la falta de contacto con grades núcleos artísticos, contribuyeron a impedirle conquistar todos los éxitos a que era acreedor. Le falto una mayor proyección para su proyección artística .No lució como merecía en el firmamento de la fama.
Pepe Morales, decía: “no son muchos los que le recuerden, pequeño, delgado, feo y sordo…gran artista, artista con fibra, pero desilusionado por fracasos y falta de comprensión”, que palabras más contundentes. Era una persona enclenque, con su nariz prominente, totalmente desproporcionada al rostro menudo y seco que la mantenía. Recordaba aquel verso de Quevedo que decía: “Erase un hombre a una nariz pegada…” lo que Morales afirmaba como caricatura a un dibujo que hizo de su cara. Pero todo el mundo le quería.


CARITARUTAS DE ELISEO DE JULIO NUÑES, PEPE MORALES Y FIGURA DE CORCHO DE ANTONIO TRULILLO


A Corisco le salvaba su alma como artista, su sensibilidad exquisita y su simpatía arrolladora, que prodigaba con gracia entre sus amigos más íntimos. Es posible que no hubiera vuelto nunca a Casatejada de no ser por su madre, a la que adoraba y de quien recibía todo el afecto que echaba de menos fuera de allí.
Es una lástima que Plasencia no hubiera reconocido en su momento la valía de este escultor, adquiriendo sus obras, sobre todo cuando necesitaba darle salida, tanto por sus apreturas económicas, como por su orgullo profesional, tan machacado por la indiferencia. Las autoridades de entonces hubieran hecho una labor humanitaria socorriendo a un necesitado y estimulando a un excelente artista. Con la agradable contrapartida de tener nuestras plazas y jardines adornados con sus extraordinarias esculturas.
Por su mala fortuna, quizás también por su desafortunada imagen y, principalmente por la incomprensión y desinterés de quien deberían haberle apoyado, Corisco vivió los últimos años  como un bohemio, libre y desordenado, vistiendo estrafalariamente, bebiendo en cantidad.
Aquejado por una posible enfermedad mental  fue abandonando su profesión, posiblemente por un cuadro depresivo, agravado por el alcohol.
Falleció en Casatejada el 26 de Abril de 1969, en el domicilio de su hermano Valentín, víctima de un paro cardiaco, según consta en el libro 38, Folio 130 de la Sección 3ª del registro Civil de Casatejada.

José Antonio Pajuelo Jiménez.
De la Asociación Cultural Placentina “PEDRO DE TREJO”.
                                                   "SEMBRANDO INQUIETUDES"



Biografía: Revista Casatejada año 1991, septiembre nº 31  Revista Casatejada año 1993, septiembre nº 33
Periódico “El Faro”, año 1930, 1931.  Periódico “El Regional”, 6 de Noviembre 1962,  2 de Abril 1963.
Archivo Ayuntamiento de Plasencia. Agradecimiento a Asunción Gil Gil  y a Mari Luengo López. Revista Casatejada año 2010 PAG 93.  Revista Casatejada año 2000 PAG 40.
Este articulo fue publicado en la Revista de Anual de Cultura de Casatejada. Numero 53-


No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.