domingo, 27 de febrero de 2011

ANALIZANDO UN PLANO.

Probablemente haya placentinos que no sepan que en la ciudad hay una calle dedicada a la macabra profesión de verdugo. Pues bien, dicha calle tiene una nombradía especial ya que su ubicación corresponde donde antiguamente la Caja de Ahorros de la ciudad tenia el Aula de la Cultura, posteriormente el Ateneo, lo que le hacía famosa y nombrada. Pero no es esta la razón de traerla a este blogs. La causa de ello es que hubo un tiempo en el que a algunos no le caía bien de que hubiera en una vía publica dedicada a tan trágica profesión, y tuvo la ocurrencia de borrar la ultima silaba, con lo que la calle quedaba designada de Verdú. Desde luego que no es corriente que haya en muchas ciudades y pueblos una calle que lleve tan macabro nombre.

¿No habría medio de que dicha calle retornase a su antigua denominación de la calle del Carmen o de Carmen, como antiguamente se llamaba?.

Reeditada la primera guía histórica turística local de 1949, en su plano adjunto podemos ver que la calle mencionada del Verdugo en esta época no se la conocía como tal, sino como se hace mención en dicho plano, es decir, calle del Carmen.

Muy cerca de ésta hay otra calle llamada de la Pardala, llamada así según me comunicaron mis abuelos que habían oído decir a sus antecesores, que en esa calle vivía una mujer mora, apodada la parda, por su tez morena y de ahí venía el nombre de la Pardala.

Saliendo de la plazuela de Sousa, hay hoy una calle llamada “del Pollo”, su verdadero nombre hace muchos años, hablamos del año 1875, era la calle “de la Poya”; por esta calle solía procesionar la Virgen de la Salud, y a petición del obispo de la época se la cambió de nombre. En este mencionado lugar existía un horno, conocido como el horno de la calle Carta, posiblemente más antiguo del que conocimos, y la Poya era el pago en especias que se daba a los obreros del horno o a los arrendatarios del local, en esta caso serian panes.

Si continuamos estudiando este plano con meticulosidad, podemos observar, que no existe la puerta del Clavero, así como la plaza medio ajardinada que hoy existe, junto a esta la “calle del Chantre”, ¿Que Chantre? antes se la denominaba la calle de San Pedro en su totalidad, desde la esquina de Padilla a la puerta del Sol.

Y seguimos analizando el plano, llegando a la puerta del Sol, salimos a los que muchos jóvenes placentinos conocen como la Plaza del Caballo, y que su nombre es la Puerta del Sol, es la estatua ecuestre de Alfonso VIII, y a la izquierda de la salida de la Puerta del Sol, la Plaza de San Pedro de Alcántara, y para aclaración de nuestros lectores, la que debería llamarse Plaza de los Franciscanos Descalzos. Pero muchos desconocen la historia de estos religiosos en la Ciudad, así como la estatua pétrea que a mano derecha se encuentra en dicha plaza; muchos pensarán que es San Pedro de Alcántara, dato erróneo, pues debo dar a conocer que es San Francisco, y que la procedencia de la misma es el antiguo convento de San Francisco de la Puerta Talavera, hoy residencia de ancianos, y que se encontraba en una hornacina del claustro del mismo y donde debería volver.

Continuamos paseando por la ciudad, llegamos a la Avdª de José Antonio, perdón, de la Salle, el primero era político, el segundo que más da, para muchos será el nombre de un colegio de la Ciudad, la Salle era el apellido del fundador del colegio que lleva su nombre y que hace unos años celebró su 50 aniversario, cuando lo lógico hubiera sido que la avenida donde se ubica el colegio se llamase de la Salle y la antigua avenida de José Antonio haberse llamado de Juan Carlos Primero o mas lógico llamarla Avdª de La Paz, para concordia de todos.

Seguimos paseando por la Perla del Valle, y por la calle del Cristo de las Batallas, llegamos a la antigua Avdª del Ejercito, para muchos una ofensa para la ciudad, así que cambió a Avdª de Juan Carlos I, ¿Cómo se llamará el día de mañana?, ¿Cómo se llamaran las calles de Dolores Ibárruri, Matías Montero, Millán Astray, Calvo Sotelo, Pablo Iglesias? Si ya quitaron el nombre de José Antonio, deberían desaparecer la de todos los políticos sean de la ideología que fuesen, así llegaríamos a tener la Avdª de la Paz, de la Concordia, Y no quiero mencionar el Monumento a los Caídos, situado en el parque de la Cruz de los Caídos, mal llamado parque de la rana, con eso de que la memoria histórica obliga a retirar los símbolos franquista se pensó y se habló de una placa que recordara a las victimas del terrorismo, muertos en actos de guerra de cualquier ideología, esto fue en julio del 2007, y no quiero pensar en la decapitación de la Cruz, por eso de que los crucifijos que hay que quitar hasta en las escuelas, que a su vez conllevara a la retirada de los cruceros que hay en la ciudad…y porque digo esto, pues mirando el plano de tan maravillosa guía, he llegado a la Plaza de los Llanos, hoy “Plaza de la Torre de Lucía” o Plaza de la “Fuente Seca”, una fuente que casi nunca mana, así la llama la juventud placentina, le da lo mismo a quién este dedicada, a “Isabel la Cabrera” y siguiendo, la Cruz de Santa Ana, por cierto hoy calle de Santa Ana,” de Cruz nada”.

Y al fin llegamos al centro de la ciudad, el centro de las dedicatorias, por citar algunas: calle del Rey, ¿ cual de ellos?, dedicada al Marqués de la Constancia; Plazuela de los Carreteros dedicada a Manuel García Matos, en un principio, después se le dedico una calle, bien merecía un monumento, un placentino de renombre internacional; calle Pedro Isidro dedicada a Miguel de Cervantes, calle de los Quesos dedicada a Hernán Cortes, calle Toros, dedicada a Juan Mora,

En unas palabras la ciudad dedicada a… “Quien Vds. deseen”, así es mi ciudad, estas últimas nacen de la Plaza de España, perdón por llamarla así, es la Plaza Mayor, fue la Plaza de la República, la Plaza Reina Victoria, y hoy debería llamarse la Plaza de las Autonomías o Plaza de la España Vertebrada, y solo mirando los letreros indicativos vemos Barrio de los Caballeros, Barrio de los Clérigos, Barrio de los Mercaderes…. hasta clasistas: y no quiero escribir más por que me da vergüenza decapitar la historia, hemos retirado nombres de Hombres que hicieron nuestra historia, la historia de nuestra ciudad, pasaran al olvido, como fueron la calle de la Libertad, la avenida de Martín Toré, calle de los Azufaifos etc por lo que comprendo después de este corto recorrido que se mantenga el nombre de la calle del Verdugo o de los Verdugos, como Vds. quieran llamarla.
Jose Antonio Pajuelo Jimenez.
Departamento de Investigación y Divulcación de la A.C.P."PEDRO DE TREJO"
                       "SEMBRANDO INQUIETUDES"







No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.