lunes, 7 de julio de 2008

FRISOS DE AZULEJOS


Friso de azulejos de Talavera, que se conserva en la sacristía de la iglesia conventual de San Vicente. Corre este friso, según queda dicho, sobre la cajonería en todo el testero, cuya longitud, o sea la anchura, del recinto, es de 8,21 metros y se prolonga por ambos lados en sendos paños de 1,18 metros, siendo la altura total del friso 1,90 metros y la composición central 4,18 metros de altura por 2,06 de ancho. Forman en total este notable monumento cerámico 1.390 azulejos pintados. Constituye la composición decorativa un trazado arquitectónico sobre zócalo ornamental, con columnas corintias pareadas y entablamento de ornamentado friso, formando ocho compartimientos rectangulares en cada uno de los cuales, dentro de una cartela, de igual figura todas, se ve la imagen de un santo; más un compartimiento central mayor, esto es, más ancho y alto, según queda expresado, con doble orden de columnas, formando a modo de templete y con frontón partido en cuyo centro sobresale el escudo de la Orden dominicana entre dos ángeles niños. En tamaño pequeño el mismo escudo y alternadamente el de los fundadores sirven de remate sobre los indicados grupos de columnas. En dicho templete, bajo arco de medio punto se representa la escena del Calvario: Cristo en la cruz, entre la Virgen y San Juan, bella composición de artista español formado en las tradiciones de la pintura flamenca y en el gusto italiano. En el friso en una cartela se lee INRI; y en otra en el zócalo:
IN TE DNI
SPERAVI
En los recuadros más inmediatos se ven representados San Pedro y San Pablo; en los tres restantes de la izquierda y dos de la derecha, santos de la Orden dominicana y EN el del costado derecho Santa Catalina. El escudo oval, o sea eclesiástico, del donante, es de plata (blanco) con banda de sable (negro), con bordura de sotuers, y corresponde al apellido Carvajal que trae a la memoria al obispo de Plasencia D. Gutiérrez de Vargas y Carvajal, que falleció en 1573; pero no lleva el cápelo. Es en conjunto este friso- retablo una hermosa composición de azulejos de Talavera de la Reina, del siglo XVI. Algunos atribuyen la obra al flamenco Juan Flores, que vivió en Plasencia hacia la mitad del siglo XVI.
Hoy día permanece oculto en la antigua sacristía del convento de Santo Domingo, deteriorándose y pasando al olvido de muchos placentinos y de otros que no conocen su existencia, esta es nuestra aportación al recuerdo y a la exigencia de quien corresponda para que se proceda a su restauración y conservación de esta joya placentina, que heredamos de nuestros antecesores.
Biografía: Catalogo Monumental de España. Pag. 321

SEMBRANDO INQUIETUDES.A.C.P. “PEDRO DE TREJO”

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.